Sospechosos de la MS-13 se declaran culpables de matar a jovencita

Cindy Blanco Hernández, Aldair Jonathan Miranda Carcamo y Emerson Alexander Fugon Lopez

Washington, DC.- Un crimen pasional habría sido el factor que llevó a pandilleros de la MS-13 a asesinar brutalmente a una niña de Maryland.

Los nuevos detalles se conocieron después de que 3 presuntos pandilleros se declararon culpables de ese horrendo crimen. El testimonio del martes apuntó a Venus Romero Irahete, de 17 años, como el principal atacante de Alexandra Reyes Rivas de Gaithersburg, cuyo cuerpo fue encontrado en el condado de Fairfax, Virginia, en febrero. Los investigadores retrataron a Irahete como empeñado en vengarse y querer infligir algunas de las heridas fatales el mismo.

En el tribunal el martes, la madre de la víctima escuchó durante cuatro horas, a veces en llanto, el ataque presuntamente perpetrado por pandilleros MS-13.

El agente especial del FBI que interrogó a Iraheta después de su arresto declaró que culpaba a Alexandra de haberle engañado a su novio, Christian Sosa Rivas, a su muerte. La noche del 8 de enero, Iraheta y otros nueve sospechosos supuestamente llevaron a Alexandra a un área cerca del lago Accotink Park, la obligaron a quitarse la camisa y los zapatos y pararse en la nieve para “sentir tanto dolor como Christian”.

Adolescente acusado de muerte de 15 años para ser juzgado como adulto
Iraheta dijo a los investigadores que apuñaló a la niña 13 veces y cortó un tatuaje, según testimonio.
“Le dijo a la víctima que nunca la perdonaría”, dijo el agente del FBI, Fernando Uribe. “La vería en el infierno. Nunca olvidaría su nombre”.

El abogado defensor de otro sospechoso, José Castillo Rivas, de 18 años, sugirió que miembros de pandillas amenazaron a la novia y al bebé de Rivas. Se sintió forzado a seguir el plan, dijo el abogado. Le dijo a los investigadores que había sido puesto verde, lo que significa que él también fue blanco de la muerte si no ayudaba.

Tres de los sospechosos se declararon culpables el martes. Cindy Blanco Hernández, de 19 años, se declaró culpable de dos cargos de secuestro por la fuerza y ​​el secuestro de otra mujer menor a principios de enero. Aldair Miranda Carcamo, de 18 años, se declaró culpable de participación de pandillas y dos cargos de secuestro por la fuerza. Emerson Fugon Lopez, de 17 años, se declaró culpable de secuestro en conexión con la muerte de Alexandra y la participación de pandillas.
Serán sentenciados el 5 de mayo.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *