Entorno del presidente trata de arreglar rumores sobre su reacción ante la muerte de soldado

Washington, DC.- La aparición de John Kelly, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, en la sala de prensa fue extraordinaria y emotiva. Kelly estuvo allí básicamente para defender al presidente Trump de las críticas que ha estado recibiendo sobre cómo manejó un pedido de condolencias a la viuda de uno de los cuatro soldados asesinados hace dos semanas en Níger.

Kelly dijo que estaba “aturdido” y con el “corazón roto” por las acciones de una congresista de Florida, tanto escuchando el llamado como diciendo a los reporteros al respecto. Afirmó que le dijo al presidente qué decir en las llamadas, basándose en las palabras que le ofrecieron cuando mataron a su propio hijo mientras servía a su país en Afganistán. “Y cuando murió, estaba rodeado por los mejores hombres de esta tierra, sus amigos. Eso es lo que el presidente trató de decirle a las cuatro familias el otro día”. Kelly rara vez habla públicamente sobre la pérdida de su hijo.

A través de tuits, Trump continuó atacando a la congresista y a los medios por hablar sobre la llamada. Chris Cillizza, de CNN, dice que las palabras de Kelly, aunque conmovedoras, no fueron suficientes para limpiar totalmente el desastre que creó el presidente cuando arrastró mezcló este tema con la política.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *