Trump anuncia “las mayores sanciones” contra Corea del Norte

Donald Trump ha vuelto a dar otra vuelta de tuerca a la presión contra Corea de Norte. En un momento en que el régimen de Pyongyang escenificaba su acercamiento a Seúl, el presidente de Estados Unidos ordenó “el mayor paquete de sanciones de la historia”. Las medidas, que se suman a una larga cadena de sanciones, se dirigen contra 56 embarcaciones, compañías navieras y empresas comerciales que supuestamente “están ayudando a Corea del Norte a evadir” los embargos.

La baza sancionadora busca frenar la carrera armamentística emprendida por el tiránico Kim Jong-un. Con el objetivo puesto en Estados Unidos, el paupérrimo país asiático no ha dejado de probar bombas atómicas y misiles de largo alcance hasta declararse a principios de año Estado nuclear y proclamar que dispone de armamento suficiente para devastar Washington. Frente a este pulso, Trump ha combinado la asfixia económica, con apoyo de China, con una retórica prebélica. Ante el asombro de sus aliados, ha amenazado a Pyongyang con una ola de “fuego y furia como nunca ha visto el mundo” y ante la Asamblea General de la ONU ha hecho su disposición a “destruir totalmente” a su enemigo.

Los resultados de esta tenaza han sido dispares. Corea del Norte ha mantenido su pulso armamentístico, pero al mismo tiempo ha buscado una válvula de oxígeno en su vecino del sur. Las Olimpiadas de Invierno han sido el escenario de este movimiento que ha dejado a Estados Unidos a la expectativa y con la manos atadas para su habitual retórica militarista.

 

Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *