Republicanos se juegan el futuro de miles de Dreamers y familias inmigrantes

Washington D.C.- El próximo 23 de marzo el Congreso estudiará el proyecto de ley de gastos federales para 2018, una oportunidad para que los Republicanos se pronuncien ante la preocupante situación de los Dreamers y las miles de familias inmigrantes que desconocen cuál será su futuro, luego de que el presidente Donald Trump decidiera terminar de manera unilateral el programa del DACA el 5 de septiembre del año pasado.

Seis meses han pasado desde aquel pronunciamiento y, aunque el Congreso debía haber ofrecido una solución legislativa el pasado 5 de marzo, los Republicanos siguen dilatando el proceso mientras analizan la petición de Trump de autorizar $21.5 billones para reforzar su programa de deportación, construir el muro y crear nuevos centros de detención para inmigrantes.

En juego está el futuro de 800.000 Dreamers, incluyendo los 22.000 que ya han perdido la protección y los beneficios del DACA, que empezarán a expirar este mes para cerca de 680.000, dentro de los cuales menos de 14.000 habían solicitado renovaciones hasta el 31 de enero. Además, se estima que 120.000 personas no pudieron aplicar al DACA porque no habían alcanzado a cumplir los 15 años para el momento en que Trump decidió acabar con el programa; lo que significa que están sujetos a ser detenidos y deportados arbitrariamente.

Pero la decisión de los Republicanos no es solo un tema que compete a los inmigrantes directamente afectados, sino a gran parte de la nación conformada por estadounidenses que aún siguen sin apoyar la administración de Trump y su gestión en la Casa Blanca. Así como también las organizaciones, los grupos y movimientos que han estado activos por meses luchando para que el Congreso atienda sus peticiones en favor de firmar el Dream Act.

No es un secreto para nadie que el Congreso está controlado por Republicanos y en ese sentido el temor a que aprueben el presupuesto que el Presidente está solicitando es enorme. Sin embargo, en las próximas semanas el Comité podría pasar a la historia por hacer lo correcto en protección de los Dreamers, y de paso impedir el gasto abismal de recursos en estrategias que muchos han denominado como inmorales y odiosas.

¿De qué consta el requerimiento presupuestal hecho por Trump al Congreso?

-$1.6 billiones para construir el muro y $1.1 para otra infraestructura de seguridad fronteriza.

-Financiamiento para 500 nuevos agentes de la Patrulla Fronteriza, pese a que el DHS no cumple con las metas de contratación existentes porque muchos solicitantes no superan sus pruebas de polígrafo.

-Financiamiento para 1000 nuevos agentes de ICE que detendrían a cualquier inmigrante indocumentado, incluso si son miembros contribuyentes de la comunidad desde hace mucho tiempo o tienen hijos ciudadanos americanos.

-Financiamiento para 51.379 cárceles privadas para inmigrantes.

-70 abogados adicionales que trabajen para el Departamento de Justicia con el fin de enjuiciar a personas por delitos relacionados con la inmigración, a pesar de que los procesamientos ya comprenden el 52 por ciento de todos los procesos federales, más que por drogas, armas, fraude y otras infracciones combinadas.

-Expansión del programa 287(g) que ha resultado en la creación de perfiles raciales y la criminalización de las comunidades de inmigrantes.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *