El carácter de espera de Robert Mueller todavía se cierne sobre la Casa Blanca.

La investigación del fiscal especial Robert Mueller se ha extendido durante casi todos los meses del mandato del presidente Donald Trump.

Ahora, el presidente y sus consejeros se están preparando para que concluya la investigación de Mueller, y si su informe final señalará el final de su larga pesadilla legal, o simplemente el comienzo.

Pero como todos los demás en Washington, la Casa Blanca está en modo de espera. Los funcionarios de la Casa Blanca son conscientes de la especulación de que Mueller podría presentar su informe en cualquier momento y están preparados para esa posibilidad, pero no tienen una idea especial ni información interna sobre cuándo ocurrirá eso.

“Estamos tratando de predecir el futuro como todos los demás”, dijo un funcionario de la Casa Blanca.

Mientras tanto, el asesor especial de la Casa Blanca, Emmet Flood, y su equipo encargado de responder a las consultas de Mueller, han preparado posibles respuestas de la Casa Blanca a lo que se haga público.

Flood y su grupo han explicado cómo reaccionaría la Casa Blanca ante diferentes escenarios, en función del alcance de la divulgación que haga el secretario de Justicia, William Barr, al Congreso y si los hallazgos son exculpatorios o perjudiciales para el presidente.

No obstante, la sala de prensa de la Casa Blanca está en alertapero se ha seguido alejada de los preparativos afines con el informe Mueller. Un alto funcionario de la Casa Blanca comento a principios de este mes que, sin embargo, la Casa Blanca ha desarrollado la posibilidad de responder al informe con una declaración del presidente o de la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dependiendo del resultado.

Sea cual sea el preparativo, los funcionarios de la Casa Blanca saben que Trump podría resolver y actuar por su cuenta, acudiendo a su red social favorita, Twitter, para atajar o agredir las conclusiones de la investigación.

“Estaremos preparados y anticipamos que los informes exonerarán al presidente y demostrarán que no hubo ninguna colusión”, dijo un alto funcionario de la campaña de Trump. “La campaña estará naturalmente involucrada y comprometida en responder al informe”.

“Responderemos agresivamente”, agregó el funcionario.

 

Algunos en la órbita política del presidente han comenzado a creer, y esperan, que el informe de Mueller será una buena crónica para el presidente, y que le concederá la exoneración que Trump ha buscado tan desesperadamente desde que el Departamento de Justicia comenzó a investigar las acusaciones de confabulación entre la campaña de Trump y Rusia. “Esto nos despeja las cubiertas”, dijo un asesor de la campaña de Trump, expresando su esperanza de un resultado exculpatorio.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *