Atienda sus ventanas: factores de seguridad que debe tener en cuenta en su hogar.

Las ventanas añaden un carácter especial a una estructura: permiten la entrada de la luz, además de que nos conectan con el mundo afuera y lo que pasa a nuestro alredor. Pero también pueden ser un elemento de riesgo en su hogar, si no se toman las medidas necesarias de seguridad. Sobre todo si tiene niños en casa.

Con la llegada de temperaturas más frescas, es natural que queramos abrir las ventanas para que fluya el aire. Pero es importante evitar que haya muebles u objetos que sirvan para que un niño se suba: cables sueltos, juguetes y cualquier otro artículo que pueda servir como escalón o tropiezo que cause una caída o accidente cuando sus ventanas estén abiertas.

Si sus ventanas ya cuentan con un protector contra los insectos, no lo remueva. Eso no ayudará a que el aire fluya mejor. ¡Al contrario! Permitirá que los insectos entren a su casa. Ese protector en la ventana también sirve para evitar que su niño tenga la tentación de ponerse en peligro en esa área, aunque nunca será un impedimento total. Lo mejor sería que instale algún tipo de rejas protectoras. Recuerde que aunque hay muchas maneras para hacer de sus ventanas áreas más seguras en su hogar, nada se compara con una buena supervisión de los niños, además de enseñarlos que no se juega cerca de ellas.

Y si abre las ventanas por un rato, ¡no se olvide de cerrarlas! No sólo por la seguridad de sus niños, sino para evitar robos. En estas fechas, muchos amigos de lo ajeno buscan entrar a las residencias por las ventanas, porque muchas personas las dejan sin seguro con tal de que se les haga más fácil abrirlas y cerrarlas a diario. No exponga a su familia ni sus pertenencias. Vigile bien que sus ventanas están bien cerradas a la hora de ir a dormir o cuando sale de casa.

Otra cosa es que debe asegurarse que las ventanas, si bien deben tener dispositivos que garanticen la seguridad en el hogar, cuenten también con una manera fácil para hacerlas vías de escape en caso de fuego. Y aunque es cierto que debemos mantener a los niños lejos de los peligros de una ventana, también debe enseñarlos que, en caso de incendio, esa podría ser una salida que los ponga a salvo (siempre y cuando usted no viva en un apartamento demasiado alto).

Estos consejos son para que los ponga en práctica de inmediato, para que pueda estar tranquilo junto a su familia, esté o no en casa.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *