Muere aplastado por un auto militar que hizo de “buen samaritano”.

zoom
Se detuvo a ayudar a un conductor a cambiar una llanta.  Todo iba bien, hasta que se acercó demasiado y el carro le cayó encima.  Es lo que le sucedió al Coronel Gregory S. Townsend, residente de Fort Lee, VA, el pasado 18 de abril.

 

El condecorado militar -quien sirvió en Irak y Afganistán, recibió tales golpes por el impacto del auto, que cobraron su vida. Murió ayer, según reporta en diario Richmond Times-Dispatch.

 

Como era de esperarse, su familia “está devastada”.  Townsend se unió a las Fuerzas Armadas estadounidenses en 1996, y luego de haber servido en Medio Oriente y Afganistán, fue estacionado en Fort Lee en el 2017.
Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

zoom

Egresado de la Universidad Central de Venezuela Lic. En Ciencias Políticas y Administrativas Especialista en Gobierno y Políticas Públicas Editor con herramientas seo Copywriter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *