Pugna en la Corte Suprema por controversial pregunta en el Censo 2020.

Pugna en la Corte Suprema por controversial pregunta en el Censo 2020.

abril 24, 2019 0 Por zoom latino
(Washington, DC) – Los preparativos para el censo nacional, a efectuarse el año próximo, ya están a todo vapor.  Pero una de las preguntas que podría incluir el formulario se ha convertido en la manzana de la discordia, ya que implica que las personas den a conocer el estatus de su ciudadanía.
Grupos pro derechos de los inmigrantes acudieron ayer a la Corte Suprema de los Estados Unidos, para solicitar al máximo tribunal del país que bloquee este renglón en el formulario del Censo.  Su argumento consiste en que la pregunta pone en evidencia a personas indocumentadas y que, por lo tanto, sería un obstáculo para que se hicieran contar.

 

“Hay temor de que gente que no tiene papeles y que está viviendo en este país indocumentada no va a querer participar y eso tiene implicaciones, porque va a dar un retrato del país que no refleja la realidad”, explicó el analista político conservador, Israel Ortega.

 

Ese hecho es importante, porque los datos demográficos que se obtengan en el conteo nacional servirán como base en la planificación y desarrollo de programas y servicios destinados a diferentes sectores de la población.  Afecta también en la otorgación de recursos presupuestarios.

 

“La pregunta afecta a las personas que pudieran dejar de contestar la pregunta y desincentivar su participación, pero también es inconstitucional en muchos aspectos.  Todas las personas [independientemente de su estutus y ciudadanía] tienen que ser contados en su distrito, para decidir cuántos fondos federales se les da a cada jurisdicción.  Aquí estamos hablando de los números que recibirían las minorías, las ciudades o estados para los programas que sus ciudadanos necesitan.”, manifestó Federico De Jesús, analista político y ex portavoz Hispano de la campaña del Presidente Barack Obama.

 

Otro asunto que plantea esta controversia es la confidencialidad de la información, a los efectos de que los datos que se recojan de las comunidades no sean divulgados a agencias de inmigración.

 

“Esa pregunta no se hace desde hace 60 años, en parte para crear confianza en la comunidad, diciéndoles que por favor contesten en censo porque la información es importante, y que la información no se va a utilizar ni a compartir con las autoridades de inmigración.  Y obviamente, al incluir esa pregunta, va crear mucha sospecha  y miedo entre las personas”, señaló De Jesús.

 

Y en eso, Israel Ortega está de acuerdo: “mi preocupación es que, si esta información es capturada por el gobierno, no sabemos si el gobierno la va a usar para tratar de deportar individuos.”

 

Según el analista conservador, se trata de “de una coalición mucho más amplia del tema migratorio”.  “Lo que realmente necesitamos es que el Congreso actúe y pase leyes para dar más calidad a la población indocumentada en este país”, subrayó.

 

Ya que los argumentos han sido presentados, queda en manos de los magistrados determinar su validez y emitir un fallo.  Pero los intereses que acarrea esta controversial pregunta podrían provocar largas discusiones legales y retrasar el veredicto.  Ambos analistas opinan que hay urgencia con que se determine si se usa o no.

 

“Yo creo que deben llegar a una conclusión pronto, no creo que se tarde más de junio”, dijo Federico de Jesús.

 

Por su parte, Israel Ortega manifestó que “la Corte Suprema tiene que rendir un veredicto lo más rápido posible, porque es censo es el próximo año y que el gobierno tenga tiempo para preparar los documentos que se necesitan.  Yo prefiero que no se presenten más retos a una comunidad que está viviendo ya con el temor de ser deportada y de no saber su estatus legal a largo plazo.”
Comenta con tu cuenta de Facebook
Compartir