Cada vez más difícil la situación para los que solicitan asilo.

En su intento por frenar la gran oleada de solicitudes de asilo a los Estados Unidos y los permisos temporales que el proceso le brinda a algunos solicitantes, el Presidente Donald Trump propuso ayer el cobro de una cuota a esas personas que cubrirían el procesamiento de sus formularios y de autorización de empleo.

El mandatario emitió un memorando presidencial en el que instruye a los encargados de los departamento de Justicia y Seguridad Nacional “a tomar medidas adicionales para reformar el sistema de asilo”.  También puso un plazo de 90 días para proponer regulaciones para que “todas las solicitudes de asilo se decidan en un periodo no mayor a 180 días, excepto para aquellos que representen circunstancias excepcionales”.

Otra medida que Trump quiere implantar es prohibir que todo aquel que ingresó o intentó ingresar ilegalmente al país obtenga autorización para trabajar.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *