El martes se realizará la audiencia para revisar los casos de naturalización de inmigrantes que sirven al ejército de los Estados Unidos

Karla Quintero

Editora at Zoom Latino
Egresada de la Universidad Central de Venezuela.
Licenciada en Ciencias Políticas y Administrativas.
Amplia trayectoria en políticas públicas, sistematización y análisis discursivos.
Experiencia en audiovisual ( programación y producción).
Editora con herramientas de SEO y Community Manager.
Karla Quintero

El día martes, se celebrará una audiencia para examinar el estatus de inmigración y naturalización de los veteranos y sus familias, quienes se encentran en servicio activo. Cabe recordar que hasta hace unos pocos años servir al país a través de servicio militar, aceleraba el proceso de naturalización, y poder prevenir la deportación de los familiares. Bajo la administración de Trump esto ha cambiado.

1.- Soldados que solicitan la naturalización denegados a tasas más altas que los civiles.

Según un informe reciente de la Oficina de Responsabilidad General. “A los inmigrantes que sirven en el ejército de los estados Unidos. Se les niega la ciudadanía a una tasa más alta que los civiles nacidos en el extranjero… revirtiendo la tendencia anterior”. Por lo que ahora es mucho más fácil naturalizarse siendo civil, que alguien quien arriesga su vida en el servicio militar.

2.- Lugares de naturalización ahora son más limitados.

En lugar de facilitar la naturalización de quienes prestan servicios en el extranjero. Se han cerrado la mayoría de las oficinas para presentar solicitudes. De un total de 23 oficinas, solo quedan abiertas 4, trabajando una semana por trimestre.

3.- Menos aplicaciones de naturalización.

El informe arrojó que, “el número real de miembros del servicio que incluso solicitan la ciudadanía estadounidense también se ha desplomado. Desde que el presidente Donald Trump asumió el cargo”.

4.- Obstáculos para optar a la ciudadanía por parte de los hijos de estos veteranos nacidos en el extranjero.

Bajo el gobierno de Trump, se emitió una orden en será más difícil para algunos hijos de ciudadanos estadounidenses nacidos en el extranjero poder obtener la ciudadanía, incluidos los que sirven al ejército. Por lo que crea nuevos obstáculos para ser ciudadano estadounidense.

5.- limitaciones para salvar a miembros y familias de la deportación

El DHS, en muchas ocasiones durante los gobiernos anteriores pudo influir para ayudar a los miembros del ejército y sus familias para que no fueran deportados. Durante esta administración, estas herramientas que se aplicaban se han limitado y en algunos caso agotadas.

6.- Las Políticas de Inmigración de Trump obligan a algunas familias militares a abandonar el país al que sirven o corren el riesgo de ser separadas.

Recientemente se presentó un caso, en el que un veterano de la Fuerza Aérea de 20 años está obligado a vivir fuera del país. Esto solo para poder mantener a su familia unida, luego que su esposa, fuese “instruida por el DHS para abandonar voluntariamente”.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

Karla Quintero

Egresada de la Universidad Central de Venezuela. Licenciada en Ciencias Políticas y Administrativas. Amplia trayectoria en políticas públicas, sistematización y análisis discursivos. Experiencia en audiovisual ( programación y producción). Editora con herramientas de SEO y Community Manager.