Joven médico residente beneficiario del programa DACA tendrá audiencia en Washington el martes.

Karla Quintero

Editora at Zoom Latino
Egresada de la Universidad Central de Venezuela.
Licenciada en Ciencias Políticas y Administrativas.
Amplia trayectoria en políticas públicas, sistematización y análisis discursivos.
Experiencia en audiovisual ( programación y producción).
Editora con herramientas de SEO y Community Manager.
Karla Quintero

El Dr. Jirayut Latthivongskorn, residente medico de primer año pasa horas atendiendo a pacientes adultos del Hospital General y del Centro de Trauma Zuckerberg, en San Francisco.

Este martes el Dr. Latthivongskorn, estará en Washington DC, en una audiencia de la Corte Suprema de los Estados Unidos. Ya que es uno de los demandantes luchando en contra del final de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). Y que es un programa que lo protege a él como a otros más de 600 mil jóvenes adultos indocumentados del país.

Latthivongskorn, admitió estar nervioso pero al mismo tiempo tiene esperanza que todo salga bien. Es el primer estudiante indocumentado en graduarse en la Facultad de Medicina de la UCSF en sus 155 años de historia.

Los nueve jueces considerarán si la decisión de la administración Trump de liquidar DACA hace dos años fue arbitraria y caprichosa, y violó una ley estadounidense que controla cómo las agencias gubernamentales pueden hacer y cambiar las reglas.

El gobierno, sostiene que este programa impulsado por la administración de Obama, es ilegal. Recordemos que este programa impulsaba la protección temporal de jóvenes adultos indocumentados, que llegaron al país eran muy niños.

Jueces federales en San Francisco, Washington, D.C. y Nueva York ordenaron al gobierno mantener las protecciones vigentes para los beneficiarios de DACA existentes después de que la Universidad de California, el estado de California, los beneficiarios de DACA y otros demandaron.

Es importante destacar, que alrededor de unos 27.000 mil beneficiarios de DACA, se encuentran prestando servicio en el servicio de salud de los Estados Unidos.

Latthivongskorn llegó a los Estados Unidos, cuando tan solo tenía nueve años de edad, desde Tailandia. Con una de turista, pero estos nunca se fueron. Él creció en Milpitas y Sacramento, donde sus padres trabajaban en restaurantes con salarios bajos.

“Teníamos miedo de ir a la clínica del médico y de lo que eso podría hacer. Temíamos un semáforo en el que pudiéramos detenernos”, dijo. Debido a esto dedicó su energía a sobresalir en la escuela. Se graduó de la escuela secundaria en Sacramento y ganó becas privadas que le permitieron pasar por UC Berkeley.

Después de la universidad, Latthivongskorn y otros dos amigos indocumentados, Denisse Rojas y Angel Ku, fundaron Pre-Health Dreamers, una organización dedicada a ayudar a los estudiantes indocumentados a seguir carreras en ciencias y salud.

Este programa fue impulsado bajo la administración de Obama. El 15 de junio de 2012, hecho que ocurrió un mes después de que Latthivongskorn obtuviera su licenciatura en biología molecular y celular en UC Berkeley.

Este programa establece que los inmigrantes indocumentados entre 16 y 31 años. Que aprobaron sus verificaciones de antecedentes y terminaron la escuela. Podrían ser elegibles para permisos de trabajo que serían renovados cada dos años. Y gozarían de protección contra la deportación.

Según un estudio revocar el programa DACA y deportar a los beneficiarios. Podría costarle a los Estados Unidos alrededor de 215 mil millones de dólares en pérdida de crecimiento económico. Además de 60 mil millones de dólares en impuestos federales en la próxima década.

Por otra parte el programa cuenta con un apoyo bipartidista entre el público. Y según una encuesta del Centro de Investigación Pew 2018, encontró que el 74% de los encuestados estaba a favor de la situación legal permanente para los inmigrantes traídos ilegalmente a los Estados Unidos cuando eran niños.

Sin embargo el Dr. Latthivongskorn, teme que si la Corte Suprema de tendencia conservadora le permite al presidente Trump terminar con DACA, la posibilidad de legalización para los 10 millones de indocumentados adicionales en el país se volverá aún más sombría. Afirmó, “si ni siquiera podemos mantener una política como DACA, que se ha demostrado que tiene muchas formas de tener un impacto positivo en el resto del país, entonces eso me asusta de lo puede venir después”.

Se espera que la Corte Suprema se pronuncie sobre el programa DACA, antes del 30 de junio de 2020.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

Karla Quintero

Egresada de la Universidad Central de Venezuela. Licenciada en Ciencias Políticas y Administrativas. Amplia trayectoria en políticas públicas, sistematización y análisis discursivos. Experiencia en audiovisual ( programación y producción). Editora con herramientas de SEO y Community Manager.