Niña de 8 años traumatizada luego que fue registrada en una correccional en Virginia

Carlos Quintero

El pasado 24 de noviembre una niña de 8 años fue registrada en una prisión en Virginia, cuando se disponía a visitar a su padre preso. La bisabuela comentó que su nieta se encuentra traumatizada, y que desde ese día no ha querido ni siquiera ir a la escuela.

Por otra parte, Lisa Kinney una portavoz del Departamento de Correcciones de Virginia, comentó que este hecho violaba la política estatal. Por lo que se disculpó a través de un comunicado, señalando que: “El incidente es profundamente preocupante y representa una violación de nuestro protocolo. Nos disculpamos sinceramente con esta niña y su familia”.

En el incidente un miembro del personal solicitó hacer un registro en la niña, ya que el perro rastreador marcó a la niña y a la acompañante.

Mientras que la política establecida por el Departamento de Correcciones, requiere que un padre o tutor legal apruebe el registro de desnudos en menores. Haciendo referencia a este caso, la niña estaba acompañada por la novia del padre, dijo Kinney.

Ante este hecho el Departamento de Correcciones de Virginia, realizó la siguiente declaración:

“Un menor fue registrado en el Centro Correccional de Buckingham en Dillwyn, Virginia, el 24 de noviembre. La búsqueda de un menor es extremadamente rara, y en este caso no se siguieron los procedimientos del Departamento. Nuestro procedimiento establece que solo un padre o tutor legal puede aprobar el registro en un menor; en este caso, el visitante adulto que firmó el consentimiento para que el menor fuera registrado, no era el padre o tutor legal del menor. El miembro del personal que autorizó la búsqueda del menor después de una alerta K-9 no tenía la autoridad para hacerlo. Tomamos este asunto muy en serio y tomaremos medidas disciplinarias inmediatas contra la persona responsable”.

Asimismo, se agrega en el comunicado que “el incidente es profundamente preocupante y representa una brecha en nuestro protocolo. Nos disculpamos sinceramente con esta niña y su familia. Existen políticas de búsqueda de franjas para los visitantes de las cárceles para mantener a los delincuentes, visitantes y al personal lo más seguros posible al reducir el contrabando (por ejemplo, drogas, teléfonos celulares, armas) de contrabando a las cárceles del estado. Las búsquedas de franjas se solicitan cuando un K-9 ha alertado a un visitante. Los visitantes siempre pueden negar la solicitud de búsqueda de franjas y abandonar la instalación”.

Ralph Northam, gobernador de Virginia también se pronunció ante este hecho. Por lo que suspendió de forma temporal la política de búsqueda de franjas relacionada con menores. Comentó, “no he emitido un juicio final. Sospecho que será en el área donde no se registrará a ningún menor en Virginia. Como padre y pediatra tengo verdaderas preocupaciones con eso”.

Mientras que la bisabuela dijo que la búsqueda fue humillante para la niña. Señaló, que “el resto de su vida tendrá que vivir con eso. Pensé que era horrible. Ni siquiera quisiera ser la persona que la obligue a hacerlo. Probablemente habría perdido mi trabajo al no cumplir con la solicitud de la prisión”. Por último comentó, “espero que sus reglas cambien y que encuentren otras soluciones para tratar con los niños”.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

Carlos Quintero

Egresado de la Universidad Central de Venezuela Lic. En Ciencias Políticas y Administrativas Especialista en Gobierno y Políticas Públicas Editor con herramientas seo Copywriter