En Nueva York entró en vigencia ley que permite a inmigrantes a solicitar licencia de conducir

zoom

El pasado lunes, entró en vigencia una ley en la que se le permite a la inmigrantes indocumentados a obtener licencias. Mientras que en Nueva Jersey, se aprobó una ley similar.

En las afueras de las oficinas del Departamento de Vehículos Motorizados, se observaron a personas buscando aprovechar esta nueva ley, y así obtener su documentación.

Cabe recordar que Nueva York y Nueva Jersey, proceden en un accionar profundamente demócratas, en contraste a las políticas de tolerancia cero del presidente Trump. Estas medidas fueron abordadas y debatidas el pasado mes de junio en Nueva York, concluyendo con la aprobación del proyecto de ley que permite la obtención de licencias a indocumentados.

El lunes, las oficinas en Nueva York estuvieron abarrotadas por personas con su documentación en mano para para buscar el derecho legal de conducir.

Mientras que Nueva Jersey, se había estado luchando para que se garantizara el derecho a los inmigrantes de obtener sus licencias de conducir. Ya que existe una gran población de inmigrantes en el estado, además se caracteriza porque el transporte público a menudo no está disponible o no es confiable.

Es importante destacar, que el lunes se aprobó también un proyecto de ley en el que se autoriza a los inmigrantes ilegales a obtener licencias de conducir. El gobernador Philip D. Murphy dijo que lo promulgaría rápidamente, convirtiendo a Nueva Jersey en el decimoquinto estado en otorgar licencias de conducir a inmigrantes indocumentados.

Recordemos que el proyecto de ley de Nueva York, pudo ampliar las formas de identificación que podrían usarse para solicitar una licencia de conducir, que ahora incluye una licencia de conducir extranjera válida, un pasaporte o identificación del país de origen del solicitante y un certificado de nacimiento extranjero. Los solicitantes aún deben aprobar los exámenes escritos y las pruebas de manejo.

Un portavoz del Departamento de Vehículos Motorizados, comentó que las oficinas fueron visitadas por multitudes de personas solicitando licencias, como lo había anticipado anteriormente las autoridades.

Roldán Martínez, que se encontraba en la cola esperando por alrededor de una hora. Dijo “no hay más espacio para hoy. Lo intentaré mañana”.

Carlos Alfredo Guaman, de 44 años, dijo que llegó a la oficina justo antes de las 8 a.m. A la 1:30 p.m., quizás estaba a medio camino de la entrada. Manifestó que “hace veinticinco años mi sueño era conducir una motocicleta, pero los sueños cambian. Ahora solo quiero sentir lo que es conducir un automóvil. Tengo 44 años, nunca tuve una oportunidad”.

Por otra parte, esta nueva ley también recibe resistencia de otros empleados conservadores de otros condados, que han expresado que se negarían a emitir licencias.

El empleado del condado de Rensselaer, Frank Merola, dijo el lunes que su oficina no aceptaría solicitudes de inmigrantes indocumentados. Afirmó que “en todos los años que he estado aquí, nunca hemos tomado documentos extranjeros. Ahora quieren que nos paremos en el mostrador y juzguemos”.

En Nueva Jersey, donde todas las licencias son emitidas por la Comisión Estatal de Vehículos Motorizados, los activistas no anticiparon un obstáculo similar. El asambleísta Erik Peterson, republicano del condado de Hunterdon, dijo que la legislación recompensa a las personas por violar la ley.

Se esperan que estas licencias no sean válidas como identificación para realizar viajes aéreos. Además serían distintas de las licencias de Real ID que se requerirán a partir del próximo año en los puntos de control de seguridad del aeropuerto. La documentación precisa que se puede utilizar para las solicitudes se determinará en una fecha posterior.

Brenda S. Fulton, administradora de la Comisión de Vehículos Motorizados de Nueva Jersey, dijo que ofrecer licencias a inmigrantes indocumentados aumentaría la cantidad de conductores asegurados.

Una investigación realizada por New Jersey Policy Perspective, arrojó que esto podría traer grandes beneficios económicos para el estado. Éste estudio proyectó un aumento de 21 millones de dólares, en ingresos durante tres años a partir de tarifas e impuestos relacionados con la licencia en el aumento previsto en las ventas de gasolina, automóviles y piezas de automóviles.

Washington, Nuevo México y Utah, ciudades que han estado controladas por los republicanos, se encuentran entre los primeros estados en aprobar licencias para inmigrantes indocumentados basándose en mayores ingresos y confianza entre inmigrantes y la policía.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

zoom

Egresado de la Universidad Central de Venezuela Lic. En Ciencias Políticas y Administrativas Especialista en Gobierno y Políticas Públicas Editor con herramientas seo Copywriter