Estudios demuestran que se pueden eliminar las células cancerosas en dos semanas

Carlos Quintero

El cáncer es una de las enfermedades que producen mayor temor en las personas. Es por esto que cada día existen usuarios leyendo sobre este tema, y que el por qué aumenta o disminuye el cáncer. Cualquier persona con un diagnóstico de cáncer vive atemorizada y en una angustia constante por la enfermedad. El diagnóstico de cáncer de páncreas eleva a casi el doble la desesperación y miedo de las personas.
En los últimos años se han leído historias de diferentes personalidades, que han luchado contra el cáncer de páncreas y no han sobrevivido. Steve Jobs, Patrick Swayze y Alan Rickman, son algunos de los más famosos que fallecieron a causa de esta enfermedad.
El cáncer de páncreas representa la séptima principal causa de las muertes en el mundo, y representa un 3% de las muertes en los Estados Unidos. Un estudio realizado por la Sociedad Estadounidense de Cáncer determinó que 56.770 podrían ser diagnosticados de cáncer de páncreas, y aproximadamente 45.750 morirán a causa de él.
Más de 432.000 muertes en el mundo, han sido a causa del cáncer de páncreas. Debido a que no se diagnostica hasta que ya alcanzó la etapa 3 o 4 en las personas. Siendo esta la causa fundamental para que sea mortal, ya que se deben realizar números pruebas para detectarlo en sus primeras etapas.
La Red de Acción contra el Cáncer de Páncreas, determinó que existen dos categorías de cáncer de páncreas:
En primer lugar se tienen los Tumores Exocrinos, el cual empieza en las células del páncreas. Debemos recordar que estas células producen enzimas que ayudan en la digestión. Esta categoría a su vez, cuenta con el 93% de los diagnósticos. Presentando las siguientes subcategorías:
Adenocarcinoma: siendo el más común de los casos. Se encuentra en el páncreas, o más específicamente, formado a partir de las células que recubren el conducto pancreático.
Carcinoma de células acinares: este tipo es una forma extremadamente rara causada por el páncreas que produce demasiada lipasa, que es una enzima que digiere la grasa.
Neoplasia intraductal mucinoso papilar: este tumor puede ser benigno y volverse canceroso. Formándose a partir del conducto principal del páncreas o de sus ramas.
Neoplasia quística mucínica con adenocarcinoma invasivo: es otro de los casos más extraños, ya que es un quiste lleno de un líquido espeso, que solo se encuentra en un área del páncreas.
En segundo lugar se encuentran los Tumores de Neuroendocrina, o Tumores de Neuroendocrina Pancreática (PNETS): representando el 7% de los diagnósticos.
Y se desarrollan en las células islotes encargadas de controlar los azucares de la sangre. Este tipo de diagnóstico, puede producir hormonas funcionales o no funcionales.
Dentro de los factores de riesgos mencionados por la Sociedad Americana del Cáncer, se establecen:
Factores de riesgo de estilo de vida:
El doble de los fumadores son diagnosticados con cáncer de páncreas que los no fumadores, y sus marcadores de riesgo disminuyen si deja de fumar.
Las personas con sobrepeso con un IMC de más del 30% tienen un riesgo 20% mayor de desarrollar cáncer de páncreas.
Esto se aplica principalmente a las personas con diabetes tipo 2 y puede estar relacionado con una tendencia al sobrepeso.
Inflamación del páncreas.
Exposición a sustancias químicas. Los lugares de trabajo expuestos principalmente se encuentran en las industrias de limpieza en seco y metalurgia.
Factores de riesgo no controlables:
La edad en la mayoría de los casos la edad promedio es de 45 años.
El género. En este caso los hombres suele tener mayores probabilidades a desarrollar cáncer de páncreas que las mujeres.
Historia familiar. Ya que el 10% de los casos son causados ​​por una mutación genética que se transmite de generación en generación, como se da en el caso del: cáncer de mama, ovarios, mutación genética que crea pancreatitis crónica, síndrome de Lynch un gen mutado que causa cáncer colorrectal, y el síndrome de Peutz-Jeghers, es un gen mutado responsable de pólipos en el sistema digestivo, entre otros.
Sin embargo un grupo de especialista publicó un estudio que les da una nueva esperanza a los pacientes. El grupo de especialista está encabezado por Malka Cohen-Armon de la Universidad de Tel-Aviv, y sus asociados trabajaron junto con Talia Golan y asociados del Centro Médico Sheba.
El estudio consistió en la inyección de ratones con células cancerosas de un adenocarcinoma ductal del páncreas humano. Para luego aplicar una nueva inyección a los ratones de fenantridina PJ34. Al paso de solo dos semanas las células cancerosas habían sido eliminadas en un 80 y 90%, mientras que uno eliminó el 100% de las células después de 30 días.
A pesar que PJ34 demostró eliminar las células cancerosas en este estudio. No se puede afirmar todavía que esta sea una cura para el cáncer de páncreas.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

Carlos Quintero

Egresado de la Universidad Central de Venezuela Lic. En Ciencias Políticas y Administrativas Especialista en Gobierno y Políticas Públicas Editor con herramientas seo Copywriter