La norma de “La Carga Pública” entró en vigencia este lunes.

zoom

A parte de este lunes los migrantes que esperan tener residencias permanentes en el país, quedarán a disposición de la administración Trump. Ya que la ley de la carga pública entra en vigencia, luego de los fallos del Tribunal Supremo en contra de las interpelaciones de las cortes de los estados de Nueva York, California, Washington, Illinois y Maryland que bloqueaban su entrada en vigor en octubre pasado.

Catalina Sol directora ejecutiva de la Clínica del Pueblo, la ley de “carga pública”. Implica que sea aplicada a las personas que solicitan residencia permanente. Explicó que “es una regla muy antigua, tiene más de 100 años y su objetivo es asegurarse que uno no se va a convertir en una carga para el Estado”.

Por otra parte agregó, “lo que cambia es qué se considera para determinar si uno se va a convertir en una carga”. Aumento los beneficios públicos que la administración deberá tomar en cuenta. Se espera que la norma que entra en vigencia no afecte a los solicitantes, ya que para optar a los beneficios las personas deben tener cinco años de residencia.

Sol argumentó que con esta nueva normal se podrá considerar: “El programa de asistencia nutricional, ciertas ayudas a la vivienda, la de salud (excepto para menores de 21 años y mujeres embarazadas y hasta 60 días después del parto) y ayudas financieras en efectivo”.

Mientras que entre los beneficios excluidos en esta nueva norma se encuentra: “Seguro médico para niños, programas de nutrición para mujeres y niños, de educación, capacitación laboral, ciertas subvenciones a la vivienda, servicios de cuidado de niños, asistencia energética para familias de bajos ingresos, la ayuda de emergencia para catástrofes, el cuidado infantil temporal y ayuda para la adopción”.

Afectando principalmente a quienes se encuentre en los siguientes casos:

  • Refugiados.
  • Solicitantes de asilo.
  • Personas amparadas bajo la Ley de Ajuste de Estatus para cubanos.
  • Personas amparados bajo la Ley de Ajuste de Estatus para nicaragüenses y Ayuda para Centroamérica (NACARA).
  • Personas amparadas bajo la Ley de Equidad para Refugiados haitianos (HRIFA).
  • Solicitantes y poseedores de un visado T (víctimas de trata).
  • Solicitantes y poseedores de visado U (víctimas de actos criminales).
  • Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés), entre otros.

La experta comentó que existen muchos migrantes con la ciudadanía, con temor que puedan ser retirados a continuar recibiendo estos beneficios. Mientras que otros ciudadanos permanentes que temen que les afecte al solicitar la nacionalidad.

Desmintió que ambos casos puedan ser ciertos, sin embargo puntualizó que “uno de cada cuatro niños en este país tiene un papá o mamá inmigrante”, y que podrían ser  desvinculados de programas de comida o de atención a la salud.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

zoom

Egresado de la Universidad Central de Venezuela Lic. En Ciencias Políticas y Administrativas Especialista en Gobierno y Políticas Públicas Editor con herramientas seo Copywriter