Apicultores muestran preocupaciones luego de tener los primeros avistamientos del avispón gigante asiático

zoom

El experto apicultor Ted McFall, comentó recientemente ver miles de abejas muertas en el suelo. Y mientras más se acercaba se dio cuenta que dentro la colmena también había muchas más abejas muertas. Inicialmente “no podía entender lo que podría haber hecho eso”, dijo McFall.

Después de realizar investigaciones, comenzó a sospechar que el culpable de tal atrocidad era los que muchos expertos llaman el “avispón del asesinato”.

Se trata de avispones donde las reinas pueden llegar a crecer hasta dos pulgadas de largo. Los avispones gigantes asiáticos pueden usar mandíbulas con forma de aletas de tiburón para eliminar una colmena de abejas en cuestión de horas, decapitando a las abejas y volando con los tórax para alimentar a sus crías.

Con objetivos más grandes estos avispones usan el potente veneno de su avispón, y que son lo suficientemente largo como para perforar un traje de apicultura.

Estos avispones en Japón han llegado a matar a 50 personas por año. Y ahora se reportan que han llegado por primera vez a los Estados Unidos. Sin embargo, McFall aún no se encuentra seguro que se trate que estos avispones hayan sido los causantes de las muertes de las abejas de esta colmena.

Aunque durante el otoño pasado científicos anunciaron los primeros avistamientos de estos insectos. Por lo que han manifestado cierta preocupación de que este depredador pueda diezmar las poblaciones de abejas en los Estados Unidos y establecer una presencia tan profunda que se pierda toda esperanza de erradicación.

“Esta es nuestra ventana para evitar que se establezca”, dijo Chris Looney, entomólogo del Departamento de Agricultura del Estado de Washington. “Si no podemos hacerlo en los próximos años, probablemente no se pueda hacer”.

Además de su tamaño, el avispón tiene un aspecto distintivo, con rayas naranjas y negras que se extienden por su cuerpo como un tigre y alas anchas y tenues como una pequeña libélula.

Por esta razón los biólogos agrícolas y los apicultores se pusieron a trabajar, preparándose para la próxima temporada. Ruthie Danielsen, una apicultora que ha ayudado a organizar a sus compañeros para combatir el avispón, señalando en un mapa los lugares en los que se han puesto trampas contra estos avispones. 

“La mayoría de las personas tienen miedo de que las piquen. Tenemos miedo de que destruyan totalmente nuestras colmenas”, aseveró Danielsen.

El investigador de la Universidad de Kyoto Sangyo en Japón, Jun-ichi Takahashi, señaló que esta especie se había ganado el apodo de “avispón asesino”. Debido a los ataques agresivos a sus víctimas exponiéndolas a altas dosis de venenos, por lo que una serie de picaduras podrían tener consecuencias fatales.

El Dr. Looney, señaló que en el momento que un avispón quede en una trampa esperan usar etiquetas de identificación de radiofrecuencia o un pequeño transmisor para saber a dónde va y lograr conectar sus nidos y colmenas.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

zoom

Egresado de la Universidad Central de Venezuela Lic. En Ciencias Políticas y Administrativas Especialista en Gobierno y Políticas Públicas Editor con herramientas seo Copywriter