Ampliación limitada del TPS deja a miles sin protección migratoria en Estados Unidos

Ampliación limitada del TPS deja a miles sin protección migratoria en Estados Unidos

06/13/2023 Desactivado Por zoom latino

Washington, DC.- El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos anunció el martes que extenderá hasta 2025 el alivio de deportación y los permisos de trabajo para más de 300,000 inmigrantes de El Salvador, Honduras, Nicaragua y Nepal. Sin embargo, la administración del presidente Joe Biden no ampliará el programa para cubrir a más personas, manteniendo el estatus quo.

Esta medida busca mantener las políticas existentes y no se llega a una expansión más amplia del Programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), que algunos demócratas y defensores de los inmigrantes respaldan y consideran necesario para que las personas vivan y trabajen legalmente en Estados Unidos.

Durante su mandato, el expresidente Donald Trump, un republicano conocido por su postura dura en materia de inmigración y que busca ser candidato de su partido en 2024, intentó poner fin al TPS para los cuatro países y otros más, pero sus esfuerzos fueron rechazados por los tribunales estadounidenses. La administración demócrata de Biden está revocando las decisiones anteriores de Trump como parte del proceso de extensión del alivio para los inmigrantes de El Salvador, Honduras, Nicaragua y Nepal.

El TPS permite que las personas que no pueden regresar a sus países de origen debido a desastres naturales, conflictos armados u otras circunstancias extraordinarias permanezcan en Estados Unidos y obtengan permisos de trabajo. Las designaciones suelen tener una duración de seis a 18 meses, pero pueden renovarse indefinidamente. Algunas designaciones de TPS han estado en vigor durante décadas, pero no conducen a un estatus permanente en Estados Unidos.

El secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, afirmó en un comunicado que las extensiones ofrecerán «continua seguridad y protección» a las personas de esos países que ya son elegibles para el programa.

La última decisión de la administración Biden permitirá renovaciones de TPS para 239,000 salvadoreños que han residido en Estados Unidos desde 2001. Además, unos 76,000 hondureños y 4,000 nicaragüenses que se encuentran en el país desde 1998 son elegibles, junto con 14,500 nepaleses que están en el país desde 2015.

Sin embargo, cientos de miles de inmigrantes de El Salvador, Honduras y Nicaragua que residen ilegalmente en Estados Unidos no estarán cubiertos por la extensión del TPS, ya que llegaron después de las fechas límite establecidas.

Algunos demócratas, incluido el alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, han presionado a la administración Biden para que amplíe el acceso a los permisos de trabajo para los recién llegados, argumentando que esto reducirá la carga sobre los gobiernos locales que reciben a personas que han cruzado recientemente la frontera entre Estados Unidos y México.

Ante esta situación, Alianza Americas, una red de 57 organizaciones liderada por migrantes de América Latina y el Caribe, emitió el siguiente comunicado.

«Lamentamos la tímida acción del presidente Biden al otorgar solo una extensión de 18 meses para los países afectados bajo el litigio Ramos v. Mayorkas. Los beneficiarios actuales de TPS de El Salvador, Honduras, Nicaragua y Nepal recibirán dicha protección. Esta decisión deja fuera a miles de personas de los mismos países que han sido parte integral de sus comunidades en Estados Unidos durante más de cinco años, muchos de los cuales tienen hijos que son ciudadanos estadounidenses», dijo Yanira Arias, Directora de Campañas de Alianza Americas y beneficiaria de TPS de El Salvador. En su decisión, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) también rechazó los argumentos de la administración Trump que pedían la cancelación del beneficio de TPS para los mencionados anteriormente. «Este es un paso positivo, pero se ejecutó demasiado tarde. Se necesitaron tres años para que la administración Biden retirara su apoyo a los razonamientos caprichosos, xenófobos y discriminatorios de Trump para cancelar el TPS», agregó Arias.

Durante los últimos años, organizaciones como Alianza Americas y su red de organizaciones miembro, así como sus aliados, instaron a la administración Biden a utilizar su poder ejecutivo para otorgar nuevas designaciones de TPS para El Salvador, Honduras, Nicaragua y Guatemala como una medida para proteger a más personas sin estatus regularizado, ya que las condiciones sociales, políticas y económicas en sus países de origen no han mejorado, sino que han empeorado. «Instamos a la Casa Blanca a reconsiderar el anuncio de hoy. En el pasado, Biden ha otorgado nuevas designaciones de TPS a otros países. Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Nepal tienen todos argumentos válidos para nuevas medidas de alivio. La administración Biden ha ignorado a miles de personas que son parte integral de hacer grande a esta nación», dijo Leticia Casildo, garífuna hondureña de la organización Familias Unidas en Acción.

En estados como Florida y Texas, hay miles de centroamericanos que podrían ser víctimas de políticas antiinmigrantes como las de los gobernadores Ron DeSantis y Greg Abbott. El TPS ha demostrado ser una forma efectiva de proteger a las personas contra la deportación. «No podemos celebr

Compartir