Un juez federal bloquea la separación de familias en la frontera por los próximos ocho años

Un juez federal bloquea la separación de familias en la frontera por los próximos ocho años

12/10/2023 Desactivado Por zoom latino

Washington, DC.- En una decisión histórica, un juez federal ha prohibido al gobierno federal separar familias como parte de su política de aplicación fronteriza durante los próximos ocho años. Esta medida pone fin a la posibilidad de regresar a la política de tolerancia cero, implementada brevemente en 2018.

La determinación surge como parte de un acuerdo entre las familias que fueron separadas durante ese período y el Departamento de Justicia.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que representó a las familias, celebró la decisión del juez federal Dana Sabraw, quien ya había bloqueado la política en el pasado.

«Si bien este acuerdo por sí solo no puede reparar el daño inconmensurable causado a estos niños, proporciona esperanza y apoyo que no existían antes», dijo Lee Gelernt, portavoz y litigante de la ACLU, en un comunicado. «Pero aún queda un enorme trabajo por delante para implementar este acuerdo, incluida la reunificación de cientos de niños que todavía están separados de sus seres queridos después de todos estos años».

«Ninguna familia debería verse obligada a pasar por esta pesadilla y tragedia nunca más», agregó.

Aunque no se conoce el número exacto de niños y familias afectados, se estima que el acuerdo cubrirá entre 4,500 y 5,000 niños.

El acuerdo permitirá que las familias que fueron sometidas a la política soliciten autorización para trabajar en los Estados Unidos y reciban ciertos beneficios en vivienda, asistencia legal y médica.

Además, obliga al gobierno federal a continuar con los esfuerzos de reunificación y a abrir vías para que las familias afectadas soliciten asilo.

Los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) estarán prohibidos de ejecutar separaciones familiares durante ocho años, excepto en circunstancias específicas detalladas en el acuerdo.

Las excepciones incluyen riesgos para la seguridad nacional o la seguridad pública, la participación de un padre o tutor en otras operaciones de aplicación de la ley de manera que amenace la seguridad del niño, si el padre o tutor representa una amenaza para el niño, hospitalizaciones y órdenes de arresto pendientes contra los padres o tutores.

También se permitirá separar a las familias cuando los padres o tutores sean acusados de un delito grave, a menos que la acusación esté relacionada con la inmigración. Además, CBP no puede remitir a los padres para ser procesados por delitos relacionados con la inmigración a menos que el niño viaje con otro tutor.

Las protecciones del acuerdo no se aplicarán a los padres o tutores detenidos por la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en el interior de los Estados Unidos.

El acuerdo también obliga a los funcionarios federales a mantener una base de datos de las familias separadas para evitar el caos que siguió a la política de tolerancia cero de la administración Trump. Este caos ha continuado durante la administración Biden, ya que los funcionarios han luchado por enumerar, encontrar y reunir a todas las familias afectadas por la política.

Gelernt señaló: «Este acuerdo es un paso crítico hacia el cierre de uno de los capítulos más oscuros de la administración Trump. Bebés y niños pequeños fueron literalmente arrancados de los brazos de sus padres bajo esta práctica horrenda. Miles de familias fueron destrozadas».

Compartir