Disputa legal: Departamento de Justicia demanda a Texas por controvertida ley migratoria

Disputa legal: Departamento de Justicia demanda a Texas por controvertida ley migratoria

01/04/2024 Desactivado Por Florencia Maggio

Un nuevo capítulo en la encendida disputa entre el gobierno federal de Estados Unidos y el estado de Texas se ha desatado. En el centro de la controversia se encuentra la Ley SB 4, una ley de inmigración aprobada por la legislatura texana en noviembre que ha generado un fuerte enfrentamiento legal.

Esta legislación convierte el ingreso no autorizado en un delito menor en primera instancia, con penas más severas, elevándolo a delito grave en caso de reiteración. Además, otorga poder a jueces o magistrados locales para ordenar la deportación a México de una persona, independientemente de su nacionalidad.

El Departamento de Justicia de EE. UU. ha interpuesto una demanda argumentando que esta ley viola la Constitución al desafiar la autoridad federal en materia migratoria.

Según el comunicado oficial del Departamento de Justicia: «La Constitución confiere al gobierno federal la potestad de regular la inmigración y controlar nuestras fronteras. Dado que el SB 4 está en conflicto con la ley federal y contraviene la Constitución, buscamos invalidar dicha ley y obtener una orden que impida su ejecución por parte del estado».

Esta demanda no ha sido una sorpresa, pues tras la advertencia del departamento la semana pasada, el gobernador Greg Abbott y Texas tenían plazo hasta el miércoles para renunciar a aplicar la legislación, prevista para entrar en vigor a principios de mayo. En la demanda, Abbott y el Director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steve McCraw, son nombrados como acusados.

A pesar de la defensa del gobernador Abbott y los legisladores republicanos, argumentando la legalidad de la ley en respuesta a las políticas de «fronteras abiertas» del presidente Biden, existe una oposición significativa.

Esta es la segunda demanda contra la ley. El mes pasado, la ACLU de Texas y el Proyecto de Derechos Civiles de Texas presentaron una acción legal en nombre del condado de El Paso, el Centro de Defensa de Inmigrantes Las Américas con sede en El Paso y American Gateways con oficinas en Austin, San Antonio y Waco. Dichas demandas también alegan inconstitucionalidad.

El posible traslado del caso a la Corte Suprema ha generado expectativas sobre el debate, recordando un fallo de 2012 en un caso de Arizona que respaldó la autoridad federal en asuntos de inmigración. A pesar de la reciente revocación por parte del tribunal conservador de Roe v. Wade, los expertos legales subrayan que la cuestión migratoria es independiente.

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, ha manifestado su disposición para librar ambas batallas legales, reafirmando la postura de que Texas tiene el derecho soberano de proteger su territorio.

A pesar de estos acontecimientos, la oficina de Abbott aún no ha emitido comentarios sobre la demanda presentada por el Departamento de Justicia.

Compartir