Ex becarios de la Casa Blanca instan al Presidente Biden a apoyar un alto el fuego inmediato en Gaza

Ex becarios de la Casa Blanca instan al Presidente Biden a apoyar un alto el fuego inmediato en Gaza

01/09/2024 Desactivado Por Florencia Maggio

Un grupo de ex becarios de la Casa Blanca ha levantado su voz en un llamado urgente al presidente Joe Biden, instándolo a respaldar un alto el fuego inmediato en el conflicto entre Israel y Gaza.

Los firmantes, quienes han desempeñado roles en la Casa Blanca y la oficina ejecutiva del presidente durante 2022 y el verano de 2023, acusan al mandatario de haber «traicionado» su promesa de perseguir la igualdad y la justicia al respaldar los bombardeos de Israel en Gaza.

«Constantemente, usted insta a los jóvenes a liderar en los desafíos más apremiantes del mundo», escribieron los ex becarios. «Sin embargo, nuestras voces son ignoradas mientras nuestra generación habla en solidaridad con la mayoría de los estadounidenses y el mundo, subrayando el contraste entre los valores que abrazamos juntos y las acciones que presenciamos ahora».

La guerra ha sumido a Gaza en una catástrofe, con más de 22,000 palestinos muertos, la mayoría mujeres y niños, según el ministerio de salud del territorio. Las Naciones Unidas advirtieron recientemente que la mitad de los 2.2 millones de habitantes de Gaza están en riesgo de morir de hambre.

El firme apoyo de Biden a la campaña militar de Israel en Gaza ha sido recibido con un creciente descontento entre sectores del Partido Demócrata y algunos dentro de su propia administración. Progresistas, estadounidenses árabes y musulmanes, así como jóvenes, han amenazado con abandonarlo en lo que se espera sea una estrecha elección presidencial este año.

Las encuestas muestran que los estadounidenses están en general descontentos con la respuesta de Biden a la guerra, incluida una notable erosión del apoyo entre partes clave de la coalición demócrata, especialmente los jóvenes.

«Nuestra insatisfacción con sus acciones refleja los sentimientos de los jóvenes en Estados Unidos, individuos a quienes usted reconoció como instrumentales para asegurar su victoria en 2020», dice la carta. «Instamos al Presidente y al Vicepresidente a tomar medidas concretas para poner fin a las condiciones de apartheid, ocupación y limpieza étnica en Gaza, respaldando a nuestros aliados en todo el mundo para exigir un alto el fuego permanente, poniendo fin a la ayuda militar incondicional a Israel, asegurando la liberación tanto de rehenes israelíes como palestinos, y calificando las acciones recientes de Israel como crímenes de guerra. Cualquier cosa menos que estas medidas socava la justicia que colectivamente aspiramos a lograr».

La carta refleja una rebelión interna entre personal y asesores de la Casa Blanca, en toda la administración y entre el Comité Nacional Demócrata, que han buscado ejercer presión sobre Biden para respaldar un alto el fuego a través de una serie de cartas abiertas, cables de disidencia y, al menos en dos casos, renuncias. En diciembre, un grupo de becarios de la Casa Blanca envió una carta a Biden exigiendo un «alto el fuego permanente». No firmaron sus nombres, en cambio, se identificaron por la oficina donde trabajaban.

La semana pasada, Tariq Habash, un alto asesor del departamento de educación y su único funcionario político estadounidense de ascendencia palestina, renunció en protesta por la forma en que la administración manejó la guerra. En su carta a Miguel Cardona, el secretario de educación, Habash escribió que ya no podía servir a una administración que había «puesto en peligro millones de vidas inocentes».

Él fue el segundo funcionario en renunciar públicamente por la respuesta de la Casa Blanca a la guerra en Gaza, que comenzó después del asalto transfronterizo de Hamas a Israel que causó 1,139 muertes, entre ellas 695 civiles.

Biden y su administración han intensificado sus críticas a Israel en las últimas semanas. El mes pasado, el presidente dijo que advirtió a Benjamin Netanyahu, el primer ministro israelí, que su gobierno estaba perdiendo apoyo internacional por su guerra y que debía cambiar de rumbo.

Pero los críticos de la administración Biden dicen que la retórica no se ha traducido en acción. El mes pasado, Estados Unidos vetó una resolución de la ONU que pedía un alto el fuego y la Casa Blanca ha ignorado en gran medida los llamados de los demócratas en el Congreso para condicionar la ayuda militar a Israel como una forma de presionar al gobierno israelí para cambiar de rumbo.

Compartir