Tras el ejemplo de Alabama; Ohio contempla la alternativa del gas nitrógeno para la pena de muerte

Tras el ejemplo de Alabama; Ohio contempla la alternativa del gas nitrógeno para la pena de muerte

01/30/2024 Desactivado Por Florencia Maggio

Las arenas políticas de Ohio podrían estar cambiando, considerando la posibilidad de romper su tácita moratoria sobre la pena de muerte, siguiendo los pasos de Alabama y explorando el uso del gas nitrógeno para llevar a cabo ejecuciones.

Desde 2018, Ohio no ha llevado a cabo ninguna ejecución. En 2020, el gobernador republicano Mike DeWine declaró que la inyección letal ya «no era una opción», citando la decisión de un juez federal que afirmaba que el protocolo podía causar a los reclusos «dolor severo y sufrimiento innecesario».

El fiscal general republicano de Ohio, Dave Yost, convocó una conferencia de prensa el martes para discutir los «próximos pasos para reactivar» el sistema de pena de muerte en el estado. Ha expresado su respaldo al método de gas nitrógeno, utilizado por primera vez en Alabama la semana pasada, cuando Kenneth Eugene Smith, de 58 años, fue ejecutado con gas nitrógeno administrado a través de una máscara facial para privarlo de oxígeno.

El proceso de ejecución tardó alrededor de 22 minutos desde la apertura hasta el cierre de las cortinas en la sala de observación. Smith pareció permanecer consciente durante varios minutos, temblando y retorciéndose en la camilla, tirando contra las restricciones en algunos momentos.

Funcionarios estatales en Alabama defendieron el proceso como humano y efectivo, mientras que los críticos lo tildaron de cruel y experimental.

«Quizás el nitrógeno, ampliamente disponible y fácil de fabricar, pueda superar el estancamiento provocado por la falta de disponibilidad de drogas para la inyección letal», escribió Yost en X el viernes, un día después de la ejecución de Smith en Alabama. «Los reclusos condenados a muerte enfrentan un mayor riesgo de morir de vejez que por su sentencia».

En la conferencia de prensa, Yost estuvo acompañado por los representantes estatales republicanos Brian Stewart y Phil Plummer, junto con Lou Tobin, director ejecutivo de la Asociación de Fiscales de Ohio. El representante estatal Josh Williams, de Toledo, informó que los legisladores republicanos están preparando una legislación que permitiría el uso de gas nitrógeno como alternativa si no se disponen de medicamentos para la inyección letal.

La última ejecución en Ohio tuvo lugar el 18 de julio de 2018, cuando Robert Van Hook fue ejecutado por inyección letal por matar a un hombre que conoció en un bar de Cincinnati en 1985. Fue la 56ª ejecución desde 1999.

Desde entonces, el estado ha enfrentado desafíos para obtener los productos químicos necesarios para la inyección letal.

Ciertos legisladores de ambos partidos han presentado proyectos de ley a lo largo de los años para eliminar la pena de muerte en el estado, incluida una medida introducida en esta sesión.

Es una opción que DeWine, quien contribuyó a redactar la ley actual del estado promulgada en 1981, ha evitado respaldar por completo.

A medida que ha pasado el tiempo, el gobernador ha cuestionado el valor de la pena de muerte debido a las largas demoras entre el crimen y el castigo. En una entrevista de fin de año el mes pasado, afirmó que no estaba preparado para anunciar si apoyaría una derogación total.

«Hace unos años dejé claro que no podríamos llevar a cabo ejecuciones en el estado de Ohio bajo la ley actual», dijo. «No ha habido realmente ningún movimiento en la Legislatura estatal para encontrar una forma diferente de ejecución». Afirmó que eso habría sido «lo lógico», si hubiera apoyo para continuar con la práctica.

Según el informe estatal más reciente, Ohio cuenta con 118 hombres y una mujer en el corredor de la muerte.

Compartir