Virginia y su primera dama le plantan cara al fentanilo: «It Only Takes One»

Virginia y su primera dama le plantan cara al fentanilo: «It Only Takes One»

01/31/2024 Desactivado Por Florencia Maggio

En el epicentro de la batalla contra el fentanilo en Virginia se encuentra Suzanne Youngkin, la primera dama del estado, liderando una iniciativa pública bajo el nombre de «It Only Takes One». Este esfuerzo tiene como objetivo alertar a las familias sobre la peligrosidad de un solo error con esta droga sintética extremadamente letal.

En una reveladora entrevista Youngkin compartió que su interés en este tema nació a raíz de la pérdida de un querido amigo en Great Falls, Virginia, en 2020, debido al fentanilo. Desde entonces, se ha dedicado a escuchar las conmovedoras historias de los residentes de Virginia, comprendiendo la profunda ausencia que sienten por sus seres queridos.

Con un promedio de cinco víctimas diarias por envenenamiento con fentanilo, esta sustancia se ha convertido en la principal causa de muertes no naturales en todo el estado. Roanoke, con el mayor número de muertes por sobredosis en Virginia, enfrenta una situación crítica, ya que tres de cada cuatro muertes por sobredosis en esta área involucran fentanilo, según Youngkin.

El martes pasado, Youngkin anunció el lanzamiento de un novedoso programa de concientización sobre el fentanilo, que inicialmente se implementará en el área de Roanoke y se considera expandir a otras regiones de Virginia en el futuro.

Este innovador programa comprenderá una variedad de estrategias, como vallas publicitarias, anuncios digitales, una campaña activa en redes sociales, y la distribución de herramientas educativas en escuelas, así como tableros de recursos en iglesias, gimnasios y restaurantes.

La primera dama subraya la importancia de respaldar sus esfuerzos con datos concretos. «Queremos conocer la eficacia de nuestras acciones, identificar qué funciona y qué no. Esta iniciativa es un esfuerzo colectivo, donde cada uno tiene un papel fundamental«.

Durante los próximos seis meses, Youngkin junto a los funcionarios del Departamento de Salud de Virginia supervisarán de cerca los resultados del programa. «Si logramos demostrar que la concientización salva vidas, aspiramos a extender este programa a otras comunidades en riesgo y eventualmente expandirlo a todo el estado, cuando sea viable«, comentó Youngkin.

Las fatalidades a nivel nacional por sobredosis han experimentado un constante aumento desde la década de 1990, impulsadas inicialmente por los analgésicos opioides, seguidos por oleadas de muertes relacionadas con otros opioides como la heroína, y más recientemente, el fentanilo. Con una potencia de 50 a 100 veces mayor que la morfina, el fentanilo es comúnmente mezclado con otras drogas como heroína, cocaína y metanfetaminas, o manufacturado en pastillas que simulan ser otros opioides recetados.

Compartir