La Cámara de Representantes de Virginia aprueba la prohibición de nuevas armas de asalto

La Cámara de Representantes de Virginia aprueba la prohibición de nuevas armas de asalto

02/05/2024 Desactivado Por Florencia Maggio

En un hito legislativo, la Cámara de Delegados de Virginia ha aprobado una significativa medida de control de armas. El Proyecto de Ley 2 de la Cámara, de ser ratificado, prohibiría la venta y posesión de nuevos «rifles de asalto» en el estado.

La votación reflejó divisiones partidistas, con 51 demócratas respaldando la prohibición y 49 republicanos oponiéndose.

La legislación define un arma de asalto como un rifle o pistola semiautomática de fuego central que puede aceptar un cargador desmontable y cuenta con una de las siguientes características: culata plegable o desmontable, empuñadura de pistola, empuñadura vertical en la parte delantera o la capacidad de utilizar un supresor de sonido o destello. Se excluyen las armas de fuego antiguas y cualquier rifle que no funcione mediante un mecanismo de bombeo, palanca o perno.

Además, se impone un límite en la capacidad del cargador, estableciéndose en un máximo de 10 rondas.

El delegado Timothy Griffin de Bedford, Virginia, destacó: «Cuando hablamos de lo que este proyecto de ley denomina rifles de asalto, nos referimos al rifle más comúnmente poseído en Estados Unidos… hay 20 millones de ellos en circulación«.

El delegado Daniel Helmer, de Fairfax, patrocinador del proyecto de ley y ex comandante de equipo en el Comando de Operaciones Especiales del Ejército de los EE. UU., subrayó la urgencia de la medida: «Hoy, como padre de dos niños en escuelas públicas y esposo de una educadora de escuelas públicas, estamos perdiendo la capacidad de asombrarnos ante el hecho de que estas armas de guerra, diseñadas para disparar fuego sostenido contra un enemigo, se estén utilizando una y otra vez para arrebatar la vida de nuestros hijos«.

No obstante, los republicanos en la Cámara criticaron la legislación, calificándola de desarticulada y argumentando definiciones arbitrarias de las armas prohibidas.

El delegado Nick Freitas de Culpeper, ex boina verde y veterano de la guerra de Iraq, expresó su preocupación: «En lugar de un culatín típico, como verías en un rifle de caza, tienes un asa de pistola. Y ahora se clasifica como un arma de asalto. La razón por la que lo considero arbitrario es precisamente eso. Es una cuestión de ergonomía. Hemos tenido testigos que dijeron, ‘Mira, la razón por la que uso un AR-15 es porque tengo una discapacidad‘».

Además, el proyecto de ley excluye cualquier arma fabricada antes del 1 de julio de este año, una disposición que el delegado Timothy Griffin consideró problemática antes de la votación final: «Las armas que están prohibiendo son completamente indistinguibles, como dije, de las 20 millones que ya existen… Esto aumentará las búsquedas sin orden judicial y pondrá en riesgo a cualquiera que desee proteger su hogar«.

Helmer, enfocándose en la seguridad pública y las alarmantes tasas de criminalidad entre los jóvenes, concluyó: «No deberíamos aceptar que el principal causante de la pérdida de vidas infantiles en nuestro estado sean las balas«.

Este proyecto de ley debe ahora superar la prueba del Senado estatal antes de llegar al escritorio del gobernador Glenn Youngkin, quien decidirá su firma o posible veto. La decisión, sin duda, marcará un precedente significativo en la política de control de armas en Virginia.

Compartir