Familiares de victimas de asesinato presionan a las autoridades para cambiar las leyes penitenciarias en Maryland

Familiares de victimas de asesinato presionan a las autoridades para cambiar las leyes penitenciarias en Maryland

02/14/2024 Desactivado Por Florencia Maggio

En un conmovedor testimonio el lunes, familias afectadas por la violencia armada instaron a los legisladores de Maryland a respaldar la Ley de Comunidades Seguras de 2024, una propuesta destinada a poner fin a la liberación anticipada de convictos por asesinato mediante la acumulación de créditos por buen comportamiento.

La medida legislativa propuesta busca específicamente prohibir que los condenados por asesinato en primer y segundo grado reduzcan sus condenas mediante créditos de disminución, al tiempo que limita la cantidad de créditos que los reclusos culpables de delitos violentos pueden obtener. Además, se considera una legislación adicional para evitar que los condenados por violación en primer grado se beneficien de créditos por buen comportamiento.

Jamey Arnaud, hija de un subjefe del condado de Prince George asesinado en el cumplimiento del deber, compartió su doloroso testimonio durante la audiencia legislativa. Recordó cómo el asesino de su padre y otro subjefe fue liberado 7.5 años antes de lo esperado, gracias a los créditos obtenidos por su buena conducta. «Estoy aquí para representar a ambas familias, para demostrar que esto no debería sucederle a nadie«, expresó con determinación.

Gale Seaton, cuya hija Stacy fue víctima de un homicidio en 2005 en el condado de Prince George, se unió al llamado a la acción. «Estoy aquí porque no es justo. Las víctimas de asesinato no tienen la oportunidad de preguntar, ‘¿Cuándo me recuperaré? ¿Dónde está mi segunda oportunidad?‘» declaró con voz firme.

Aunque los créditos por buen comportamiento se concibieron como un incentivo para fomentar la rehabilitación, algunos legisladores expresaron su escepticismo ante la propuesta. Un informe sobre el impacto de equidad racial vinculado al proyecto de ley plantea preocupaciones sobre el posible aumento de la violencia institucional y su impacto desproporcionado en la población carcelaria negra de Maryland.

La senadora Jill Carter, miembro del Comité Judicial del Senado de Maryland, reflexionó sobre la importancia de mantener la esperanza entre los reclusos mientras se busca un equilibrio justo. «Aún estamos tratando de superar el daño causado por sentencias excesivas impuestas en décadas pasadas. En nuestro esfuerzo por lograrlo, debemos considerar cuidadosamente las implicaciones de esta medida«, comentó.

Por otro lado, Linda Duncan, cuya madre fue asesinada en 1990, instó a que aquellos condenados por asesinato cumplan sus penas íntegras como consecuencia de sus acciones. «Debemos aceptar las consecuencias de nuestras decisiones. Es hora de adoptar una perspectiva más rigurosa y dejar de lado la indulgencia», concluyó.


Compartir