La Corte Suprema Otorga Inmunidad a Ex-Presidentes: Un Triunfo para Trump

La Corte Suprema Otorga Inmunidad a Ex-Presidentes: Un Triunfo para Trump

07/02/2024 Desactivado Por zoom latino

Washington, DC.- El Tribunal Supremo de los Estados Unidos emitió el lunes una decisión que representa una victoria para el ex presidente Donald Trump al proteger en gran medida a los ex presidentes de ser procesados penalmente por acciones que realizaron mientras estaban en el cargo. La decisión, tomada con una votación de 6-3 siguiendo líneas ideológicas, determinó que los presidentes tienen inmunidad absoluta para acciones que caen dentro de las responsabilidades fundamentales de su cargo y son presuntamente inmunes para todos los demás actos oficiales.

La Decisión del Tribunal Supremo

La decisión del Tribunal Supremo afecta negativamente varias partes del caso del fiscal especial Jack Smith contra Trump, con el tribunal argumentando que algunas de las formas en que el ex presidente utilizó su poder podrían considerarse un ejercicio de su cargo. Los jueces liberales disidentes criticaron la decisión diciendo que «crea efectivamente una zona libre de leyes alrededor del Presidente».

Inmunidad Amplia para Ex-Presidentes

La decisión de la mayoría otorga un escudo amplio a los ex presidentes por su conducta mientras estaban en la Casa Blanca, clasificando su conducta en tres categorías: poderes constitucionales fundamentales, actos oficiales y actos no oficiales.

1. Poderes Constitucionales Fundamentales: El tribunal dictaminó que los ex presidentes son inmunes. «Al menos en lo que respecta al ejercicio de los poderes constitucionales fundamentales del Presidente, esta inmunidad debe ser absoluta», escribió el juez presidente John Roberts para la mayoría.

2. Actos Oficiales: Todos los demás actos oficiales son «al menos presuntamente» inmunes, poniendo la carga en el gobierno y posiblemente protegiéndolos completamente. «En la etapa actual del procedimiento en este caso, sin embargo, no necesitamos y no decidimos si esa inmunidad debe ser absoluta, o si una inmunidad presunta es suficiente», agregó Roberts.

3. Actos No Oficiales: Las partes nunca disputaron que estos podrían ser procesados.

Impacto en la Acusación de Trump

La decisión del lunes socava gran parte del caso de Smith contra Trump, con Roberts escribiendo que algunos de los esfuerzos de Trump para permanecer en el poder después de perder las elecciones de 2020 podrían considerarse un subproducto de sus responsabilidades oficiales.

El tribunal condonó los contactos de Trump con el Departamento de Justicia en un momento en que sus aliados pedían a los fiscales que detuvieran la certificación de los resultados electorales para permitir la investigación de lo que eran afirmaciones infundadas de fraude electoral.

Incluso la campaña de presión de Trump sobre el ex vicepresidente Mike Pence «involucra conducta oficial», escribió el tribunal, añadiendo que Trump es presuntamente inmune en ese asunto. Además, el tribunal dictaminó que «los tribunales no pueden indagar en los motivos del Presidente», un concepto rechazado enérgicamente por los liberales del tribunal.

Disenso de los Jueces Liberales

El disenso de la jueza Sonia Sotomayor contiene una serie de críticas contundentes a la mayoría mientras advierte sobre las posibles consecuencias de la decisión. Sotomayor argumentó que el tribunal fue demasiado amplio al otorgar inmunidad para los actos oficiales, lo que según ella autoriza el abuso del poder presidencial. La jueza también acusó a la mayoría de inventar «inmunidad mediante la fuerza bruta» y de proteger a los presidentes de enfrentar justicia por «actos criminales y de traición».

Repercusiones Futuras

Aunque la decisión del lunes parece condenar numerosos elementos del caso de Smith contra Trump, aún remite el asunto al tribunal de distrito para su análisis, lo que casi con certeza retrasará cualquier posible juicio hasta después de las elecciones. Trump enfrenta cargos en cuatro casos. La jueza Tanya Chutkan determinará qué elementos pueden ahora tener inmunidad, incluyendo aquellos relacionados con la presión sobre el Departamento de Justicia.

Opiniones Divergentes

La jueza Amy Coney Barrett, la última nominada de Trump, en una opinión separada y en solitario, señaló que no veía problema en procesar a Trump por sus campañas de presión sobre los legisladores estatales en estados clave que Trump perdió en 2020.

La decisión del tribunal pone a prueba su deseo de ser percibido como apolítico, aunque votó en líneas ideológicas conocidas, con los conservadores en la mayoría. Los disidentes liberales acusaron a sus colegas de «activismo judicial» por «proteger algunas conductas como oficiales mientras se niegan a reconocer cualquier conducta como no oficial».

La decisión del Tribunal Supremo marca un precedente significativo en la protección de los ex presidentes, lo que podría tener implicaciones de largo alcance para la rendición de cuentas presidencial y la percepción pública de la justicia.

Compartir