Una decena de detenidos tras asesinato relacionado con pandillas

1280x960_60328P00-NVHISFairfax, VA.- Una investigación sobre homicidios en el condado de Prince William llevó a la policía a los casos de dos adolescentes desaparecidas y, en última instancia, a encontrar los restos de una joven desaparecida de Maryland, cuyo cuerpo fue recuperado el sábado.

Cinco personas han sido acusadas de asesinato en relación con el asesinato de Damaris Alexandra Reyes Rivas, dijo la policía hoy jueves. La jovencita de 15 años fue secuestrada, llevada al lago Accotink Park en el condado de Fairfax y asaltada antes de ser asesinada, sus atacantes la dejada en un parque industrial cercano en Springfield, donde la policía descubrió sus restos durante una búsqueda en el área. Según las autoridades ella había huido de se casa en Gaithersburg el 10 de diciembre, la policía cree que fue asesinada el 8 de enero.

El jefe de policía Ed Rosessler lo llamó un “asesinato salvaje y brutal.” Él se negó a decir exactamente cómo fue asesinada. “Fue horrible”, dijo. Las pruebas de los detectives del Condado de Prince William sugirieron que Reyes Rivas había sido asesinada y la policía eventualmente descubrió pruebas de video que llevaron a los investigadores al lago Accotink, dijo Roessler.

Por su parte, la policía del condado de Prince William continúa investigando el asesinato de Christian Alexander Sosa Rivas, cuyo caso llevó a la policía a encontrar los restos de la muchacha. Su cuerpo fue arrojado al río Potomac y sus restos fueron encontrados el 12 de enero, en Dumfries, Virginia. El hombre de Fairfax, de 21 años, era el ex novio de una adolescente que había desaparecido. Venus Iraheta, de 17 años, había estado desaparecida durante casi un mes cuando regresó a la casa de su madre en Alexandria el martes por la noche, horas después de que la policía realizó una conferencia de prensa sobre su desaparición. Iraheta dijo que temía retribución después de que Sosa Rivas fuera asesinada.

La policía dijo que los adolescentes desaparecidos estaban “indirectamente vinculados por asociación” a Sosa Rivas. No nombró a los adolescentes. Pero otra adolescente del condado de Fairfax también desapareció después de que Reyes Rivas desapareció. Lizzy Rivera Colindres, de 16 años, regresó a casa el sábado por la noche. El padre de su hijo de 5 meses, José Ivan Castillo Rivas, está entre los acusados en relación con el asesinato de Reyes Rivas. Castillo Rivas, de 18 años, de Springfield, y Wilmer A. Sánchez Serrano, de 21 años, sin domicilio, ahora enfrentan cargos de asesinato además de cargos por secuestro y participación de pandillas. Una adolecente de Alexandría, otro de Annandale y uno de Springfield, todos los 17, se enfrentan a los mismos cargos. Otros cinco han sido acusados de secuestro y participación de pandillas en relación con la desaparición y muerte de Reyes Rivas.

Los 10 acusados se encuentran bajo custodia policial.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *