Proyecto de ley busca ampliar el acceso a los servicios de salud mental en las escuelas

Washington D.C.- La House Democratic Caucus dio a conocer este martes un proyecto de ley que tiene como objetivo atender las necesidades de salud mental de los estudiantes de estados como Virginia y California, para que puedan acceder a los servicios que brindan los profesionales que actualmente trabajan en el Cuerpo Nacional de Servicios de Salud (NHSC) del Departamento de Estado, y poner fin a las limitantes que hoy en día mantienen algunas clínicas.

Así lo dio a conocer la vicepresidenta de esta cámara, la congresista republicana Linda Sánchez, quien rescató que este esfuerzo legislativo bipartidista permitiría a las comunidades en California, Virginia y en todo el país expandir el acceso al tratamiento de salud mental para los niños; en especial a los jóvenes en áreas desatendidas que a menudo carecen de acceso adecuado a estos servicios vitales.

“Me enorgullece presentar esta legislación bipartidista con el congresista Griffith para asegurar que más californianos, especialmente los jóvenes, tengan acceso a servicios vitales de salud mental y trastornos por abuso de sustancias, particularmente a la luz de la epidemia de opioides en la nación. Al hacer que nuestros miembros del Cuerpo Nacional de Servicios de Salud estén más disponibles para las escuelas y otros entornos comunitarios, podemos ayudar a los jóvenes a obtener la atención que necesitan, cuando y donde la necesitan”, expresó Sánchez.

Según los Institutos Nacionales de Salud, los trastornos mentales ocurren en los jóvenes con tanta frecuencia como en los adultos (aproximadamente 1 de cada 5 sufre algún trastorno de salud mental), pero los jóvenes suelen tener dificultades para acceder a una atención eficaz, en especial si viven en áreas rurales, como lo manifestó el congresista Morgan Griffith.

“Las personas en áreas rurales, como gran parte del distrito Noveno de Virginia, a menudo tienen dificultades para obtener la atención de salud mental que necesitan. Si las comunidades desatendidas desean invitar a profesionales del Cuerpo Nacional de Servicios de Salud para que lo ayuden, deberían poder hacerlo. Al hacer este simple cambio, nuestra ley les daría a estas escuelas, familias y comunidades más opciones para los servicios de salud mental, y más personas, especialmente niños, podrían tener acceso a la atención que necesitan”, señaló.

Este proyecto de ley había sido presentado anteriormente por los senadores Tina Smith y Lisa Murkowski, sin que se llevara a cabo una votación al respecto que condujera a su aprobación en el Congreso.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

>
Facebook